El período estival es sin duda el mejor momento para acometer una mejora del hogar. Las ventajas de reformar tu casa en verano son muy amplías. En M Proyecta te proporcionamos cinco motivos para animarte a dar un cambio de imagen a tu vivienda.

 

Menos trabajo y más tiempo libre

 

Son muchas las empresas que premian a sus trabajadores con un cambio de horario en forma de jornada intensiva. Esto significa que el propietario de la vivienda dispone de más tiempo para supervisar las obras y recoger la suciedad que éstas generan.

 

Más horas de luz

 

Las horas de luz natural se incrementan. Esto permite la posibilidad de alargar las horas de trabajo y aumentar la productividad de la reforma. Sobretodo, en aquellas tareas para las que sean necesarias cortar la electricidad.

 

Facilidades de contratación

 

En los últimos años el número de contrataciones ha aumentado, aún así la posibilidad de encontrar profesionales es más factible durante el verano. Esto permite al cliente encontrar la empresa que más se adapte a sus necesidades, al tener éstas menor trabajo.

 

Mejor climatología

 

La humedad es por lo general el mayor inconveniente durante las obras. Los días de lluvias complican sobremanera la realización de las labores, llegando incluso a paralizarlas. Esto convierte al verano en la época idónea para acometer una reforma.

La mejor climatología ayuda a que materiales como la pintura o el cemento sequen mejor, así como que las tareas en los tejados sean más efectivo.

 

Vacaciones

 

A muchos propietarios les atemoriza la idea de planificar una reforma durante sus días de descanso. Es un error no sólo porque disponen de más tiempo para comprobar los plazos de la obra sino también porque pueden utilizar esos días para viajar y descansar mientras se realiza la reforma integral del hogar.

 

Ahora que ya conoces las ventajas de reformar tu casa en verano, sólo tienes que contactar con M Proyecta para concretar la fecha que mejor se adapte a tus posibilidades y comenzar con la remodelación.

 

En M Proyecta | Los errores más frecuentes en la distribución del hogar