Con el pensamiento fantaseando con el verano, es el momento idóneo para aprovechar cada rincón del hogar. Esta primavera no te quedes sin utilizar la terraza, uno de los lugares más agradecidos durante esta época del año.

Las variaciones del mercurio y las precipitaciones impiden disfrutar de un espacio donde relajarse con una buena conversación. Una zona en la que deleitarse con un gran desayuno una mañana de domingo. O simplemente, la vía de escape para los inquilinos que no disponen de jardín.

 

Sobre el cerramiento

 

Para realizar todos estos planes no es necesario un gran desembolso. De media, una reforma de cerramiento no supera los 2.000 euros. Una cantidad que puede incrementar hasta un 80% el valor de la vivienda.

Una cotización que será todavía mayor en los hogares situados en entornos privilegiados. ‘El metro cuadrado de una buena terraza con vistas despejadas en un barrio premium puede duplicar el valor del metro cuadrado interior de la vivienda’, señalan desde el portal de venta y alquiler de inmuebles pisos.com.

 

Materiales económicos

 

El PVC o el aluminio son los materiales más asequibles para realizar este tipo de mejoras. Su principal ventaja es el precio, un 40% más baratos que la madera; y un acabado que no tiene nada que envidiar a este elemento.

El aislamiento térmico y acústico tampoco serán un problema. La composición del PVC le convierte en un producto hermético por naturaleza. El aluminio sí es un material conductor. Sin embargo, existen piezas que se pueden instalar en mitad de las dos capas para impedir el paso de energías.

El cerramiento no sólo permitirá que esta primavera no te quedes sin utilizar la terraza. También, es una solución perfecta para ganar metros, aprovechando una estancia que permanece en desuso la mayor parte del año. En M Proyecta te proponemos las mejores opciones adaptadas a tus posibilidades para que puedas disfrutar de este espacio del hogar.

 

En M Proyecta | La casa ideal de los españoles, muy distinta a la realidad